Preparando la Navidad II

Reuniones con familiares y amigos

Siempre convendrá tener en cuenta varias cosas al abrir nuestra casa a los demás, especialmente si queremos que el evento que hemos planeado fluya correctamente y que se respire un ambiente de armonía. Esto es especialmente importante en reuniones formales, o en reuniones en las que los invitados no se conozcan mucho y corresponderá a los anfitriones intentar que todo fluya en armonía. No es lo mismo planear una reunión formal, una comida de negocios, una cena romántica o una barbacoa. Dependiendo del tipo de reunión y de sus objetivos tomaremos unas decisiones u otras. Vamos a analizar uno a uno los elementos que influirán en el desarrollo de la reunión.

El entorno: Convendrá, especialmente en una reunión navideña, que la puerta de entrada esté bien iluminada y despejada. Si tenemos jardín, podemos poner una campana de viento en el exterior, y también podemos poner algún adorno navideño cerca de la puerta.

La sala donde vaya a llevarse a cabo la reunión deberá tener la iluminación correcta para el tipo de reunión que se planee. En principio la luz debería permitir que todos los invitados pudieran verse bien, pero no ser tan brillante como para que se creara tensión en el ambiente. También, en la medida de lo posible, la habitación deberá estar despejada de trastos y tener un aspecto correcto, sin muebles ni objetos que entorpezcan el paso.

Las personas: Lo primero que deberemos tener en cuenta son las energías de las personas que van a estar presentes en la reunión, tanto los invitados como de los anfitriones. Si sabemos el número Kua de las personas presentes sabremos también qué elementos están presentes y en qué proporción. Eso nos puede ayudar a decidir los lugares que vamos a asignar a cada uno y también nos ayudará a tomar decisiones en cuanto a la decoración de la mesa y al menú. En general, convendrá colocar a la gente mirando hacia una de sus direcciones favorables, o bien en uno de sus sectores favorables tomando el centro de la mesa como punto de referencia. También convendrá tener en cuenta las energías de los invitados a la hora de distribuir los sitios, sabiendo con quién puede ser más compatible cada uno de ellos.

Aquí tenéis una pequeña tabla de compatibilidades para que os resulte más fácil la tarea de distribuir a los invitados:

Mujer 9
fuego

Mujer 2, 5, 8
tierra

Mujer 6, 7
metal

Mujer 1
agua

Mujer 3, 4
madera

Hombre 9
fuego

+++

++

--

---

+

Hombre 2, 5, 8
tierra

++

+

+++

--

---

Hombre 6, 7
metal

---

+++

+

++

--

Hombre 1
agua

--

---

++

+

+++

Hombre 3, 4
madera

++

--

---

+++

+

De todas formas, las personas más importantes en una fiesta serán los anfitriones y será conveniente empezar por encontrar sus lugares en la mesa antes que los de los invitados. Además puede ser necesario que potencien su propia energía antes de la reunión. En los artículos acerca del número Kua y de cada uno de los elementos hay información acerca de las direcciones favorables a cada uno y también acerca de cómo potenciar cada uno de los elementos. Cabe decir que no hace falta que lo que usemos para potenciar nuestra energía esté a la vista de los invitados. Puede ser algo que no esté a la vista, que llevemos en un bolsillo o que pongamos en nuestra habitación. También puede ser un elemento en la decoración que nos resulte placentero y que hayamos colocado con la intención de darnos energía.

La decoración de la mesa

Decoraremos la mesa teniendo en cuenta varios factores y evaluando todas las energías que van a estar presentes. Por una parte tendremos las energías correspondientes al sector de la casa en que se encuentre la mesa. Si conocemos las estrellas voladoras para ese sector, lo normal es que en nuestra decoración permanente ya tengamos los elementos necesarios para armonizar las energías, así que bastará con tener en cuenta los elementos externos.

Por el contrario, si no sabemos cuáles son las estrellas voladoras de ese sector y, por lo tanto, no hemos hecho nada al respecto, convendrá tener en cuenta la combinación de estrellas voladoras del mes en curso, colocando lo que haga falta en ese sector y luego, además, tener en cuenta las energías de quienes vayan a sentarse a la mesa.

Lo ideal será que haya un equilibrio entre todos los elementos y nuestra misión será asegurarnos de que así sea. Al ver la lista de invitados y las energías que representa el número Kua de cada uno, nos daremos cuenta de si hay exceso o ausencia de algún elemento. Aquí tenéis algunos consejos:

•  Si no hay fuego o hay muy poco: Se puede adornar la mesa con muchas velas o con un mantel de color rojo.
•  Si no hay agua o hay muy poca: Podemos poner un centro de mesa metálico o de cristal con velas flotantes de color azul. También se pueden poner lavamanos (podemos hacer un menú con marisco, que justificaría los boles con agua) o también podemos usar los colores azul oscuro o negro en la decoración.
•  Si no hay tierra o hay muy poca: Podemos usar amarillos, marrones y ocres en la decoración. Podemos poner un centro de mesa adornado con semillas y especias.
•  Si no hay metal o hay muy poco: Podemos usar un centro de mesa de terracotta con elementos metálicos, o también un centro de mesa metálico con flores blancas.
•  Si no hay madera o hay muy poca: En este caso podemos usar plantas de agua como centro de mesa, o cualquier planta viva.

La elección del menú

Un menú ideal debería constar de alimentos yin y alimentos yang así como también de al menos un alimento neutro, y a su vez esos alimentos deberían representar las energías de los cinco elementos. Como este tema en realidad daría para escribir un libro entero, voy a anotar algunas ideas básicas en dos tablas.

Yin

Yang

Neutro

Tomate
Espárragos
Champiñones y setas
Brécol
Apio
Pescado blanco
Brotes
Mariscos
Pepino
Menta
Tofu

Carnes
Huevos
Pimientos
Pescado ahumado
Cebollas
Mantequilla

Pan
Arroz
Judías verdes
Guisantes
Zanahorias
Coliflor
Ajo

 

Elemento

Sabor

Estilo de cocina

Ingredientes

Agua

Salado

Platos cálidos cocinados a fuego lento

Trigo sarraceno, tubérculos, salsa de soja, marisco

Madera

Ácido

Rápida, al vapor o hervida sin tapar

Trigo, avena, centeno, puerros, cebolla tierna, ajos tiernos, pescado

Fuego

Amargo

Frito, sofrito, wok, todos a fuego rápido

Maíz, verduras de primavera, cardo, espinacas, salmón, calamar, pulpo, anguilas

Tierra

Dulce

Fuego lento, salteado

Mijo, calabazas, cebolla, col, brécol, peces de río

Metal

Picante

Al horno, asados, al vapor, hervidos mucho tiempo con la tapa puesta

Arroz integral, diente de león, col, berros, sardinas, boquerones, jengibre, mostaza

Espero que todo esto haya servido de ayuda y os deseo una muy feliz Navidad y un año nuevo lleno de armonía y prosperidad.


Francesca Verd - diciembre 2007.

Para opinar, comentar, preguntar acerca de este artículo...
visita nuestro blog.

 

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.