Los cinco elementos: Agua

El elemento Agua representa un tiempo de reposo y de suspensión, propio del invierno y de la noche. Es un tiempo inactivo, pasivo, silencioso pero con un enorme potencial regenerador y renovador. Es el tiempo de reflexión, recogimiento y concentración. La energía del elemento Agua se caracteriza por la quietud de la superficie y el profundo poder que se mueve por debajo de ella. Es la superficie en calma de un río que fluye en la profundidad.

Se representa mediante los colores negro y azul oscuro, las formas y motivos ondulados e irregulares, y materiales como el cristal o el vidrio.

El elemento Agua se nutre del alimento Metal y a la vez debilita su energía. Se puede potenciar la energía del elemento Agua mediante el uso de objetos metálicos, de oro, plata, acero, latón, bronce; también podemos usar los colores que representan al elemento metal, es decir, los tonos metálicos, blancos o grises, y formas redondas.

El elemento Madera se nutre del elemento Agua. Se puede calmar la energía del elemento Agua mediante el uso de los colores asociados al elemento Madera, el verde y el azul claro; las líneas verticales finas y rectangulares; y materiales como el bambú, las fibras naturales, el papel y la madera.

Encontramos esta energía de Agua en el número Kua 1, y en el palacio de Norte, en el que se aloja la estrella 1 de Agua en el diagrama Lo Shu.

Francesca Verd - junio 2006.

Para opinar, comentar, preguntar acerca de este artículo...
visita nuestro blog.

 

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.